A pesar de todo

La vida te ha tratado demasiado bien
te digo en bajito mientras duermes
suena una moto en la distancia
las farolas se cuelan entre las cortinas
y tu pecho recoge las sombras de mi pelo
la vida te ha tratado demasiado bien
a pesar de los años
a pesar de mí

yo me zurzo la vida al papel
y me digo que nadie tiene que llorar
para que esto sea real

los quinquis de mi barrio asaltan a unos pijos
los munipas dan fe del desastre
y tu pecho esconde los calentones de mi corazón

la vida te ha tratado demasiado bien
a pesar de mis sinsabores
a pesar de todo
y me escondo en los versos de tus piernas
y me digo que no hay por qué llorar

a pesar de todo
sigues a mi lado